4 tendencias en el sector de la hostelería

Cachivache-taberna(3)

Innovación, flexibilidad, servicio y control de costes son las principales tendencias a las que se han agarrado los empresarios de la restauración para superar la debacle de clientela que han sufrido con motivo de la crisis, y parece que nuevos y rejuvenecidos aires soplan en uno de los pilares del ocio de nuestra sociedad.

El sector de la restauración y la hostelería ha sufrido una caída sistemática y pronunciada, según datos del sector, durante los últimos cinco años. Afortunadamente en los últimos meses ha experimentado una leve recuperación, que prevé mantenerse muy probablemente en 2015. Esta mejora se debe en parte a la actitud de los empresarios, que han sabido reaccionar a la actual situación del mercado y a las demandas de los clientes, un perfil que ha ido evolucionando tanto por la crisis económica como por la incorporación de los nuevos avances tecnológicos y las redes sociales.

El cliente actual ha sufrido un importante recorte en su presupuesto, lo que supone una disminución en el número de salidas y también un control más racional sobre el tique medio. Quiere seguir saliendo, pero dado que estas salidas se han limitado, valora mucho más tanto la experiencia como la calidad del producto. Ante esta situación el sector debe reinventarse y ofrecer un nuevo servicio acorde a las demandas de este usuario, que incluyen singularidad, oferta, calidad y receptividad hacia lo que les están diciendo los clientes. A continuación señalamos las principales tendencias que han logrado impulsar la gastronomía en nuestro país.

Innovación. Quizás los emprendedores, muchos de ellos provenientes de otros sectores en busca de un cambio de vida que les motive, son los que han logrado dinamizar este mercado a través de la innovación. Son ellos quienes han buscado nuevos argumentos y han aportado singularidad y diferenciación al negocio. Un claro ejemplo son los restaurantes pop-up, movimiento surgido del underground, que hoy se han convertido en la última sensación gastronómica. Una estación de metro abandonada, el salón de la casa de un chef, una galería de arte, son algunos de los espacios que albergan esta propuesta que destaca principalmente por su carácter singular y efímero. Tal ha sido el éxito que incluso ya existen versiones lujosas y exclusivas como el famoso Dinner in the Sky, que permite disfrutar de la comida de cocineros de renombre en una mesa suspendida en el aire.

Adaptación a los nuevos tiempos. Las redes sociales han llegado para quedarse. Hoy en día el cliente quiere interactuar no sólo con una marca, sino con los profesionales que están detrás de ella. Quieren hablar con el cocinero, con el propietario, con el ganadero que suministra la carne, con la bodega que produce los vinos. El tú a tú cada día es más importante y esto los empresarios han sabido comprenderlo. Además de esto, el cliente quiere asegurarse de que su elección es la correcta, que la inversión que va a hacer en su salida merece la pena. Es por ello que cada vez más visitan páginas que le sirven de guía como El Tenedor o TripAdvisor, o siguen las recomendaciones de la guía Michelín, santo grial de la restauración.

Aspen-moraleja

El cliente es el rey. Todo aquel que no escuche a sus cliente estará condenado al fracaso. Ellos son el mejor referente en un momento en el que la calidad y la transparencia se han vuelto imprescindibles. El consumidor actual demanda información, quiere saber que está comprando, quiere saber de dónde viene, como se ha procesado, que repercusiones tiene para la salud. Una tendencia cada vez más extendida es la búsqueda del producto local y además orgánico. Un claro ejemplo podemos verlo en el nuevo tratamiento que se está dando al concepto de hamburguesería, quizás el alimento que hasta ahora más nos costaba relacionar con una comida concienciada. Propuestas como El Filete Ruso, La Burg o Home Burguer, que trabajan con carnes orgánicas y ganaderos locales, han elevado este plato a la categoría gourmet manteniendo precios de mercado.

Ahorro. Como comentábamos en líneas anteriores el cliente actual dispone de un presupuesto menor para sus salidas, e incluso, el hecho de que éstas hayan aumentado en los últimos meses se debe al esfuerzo hecho en el ahorro. Esto ha provocado que el consumidor actual esté mucho más pendiente del precio, y además de un precio acorde con una calidad. No está dispuesto a pagar más por algo, y además, hoy por hoy dispone de las herramientas necesarias para saber lo que cuesta cada cosa. Es por esto que para los restaurantes aplicar ofertas y descuentos se ha vuelto un aliado imprescindible.

Los tiempos cambian, los usuarios cambian, la demanda cambia. La innovación, la incorporación de la tecnología y la empatía hacia el cliente serán las claves para lograr éxitos en un sector que parece estar despertando y en el que se prevé lograr grandes éxitos durante el 2015.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s