Trujillo, estirpe colonialista en el Parador

IMG_0381

Tras un invierno pródigo en agua, el campo extremeño ofrece un festival visual ideal para planificar una escapada a la ciudad monumental de Trujillo y dejarse atrapar por las leyendas de sus descubridores, todo desde la belleza serena de su Parador Nacional. Edificado sobre el antiguo convento de Santa Clara del S. XVI y manteniendo intacto el ambiente de paz y sosiego del que su monacal condición impregnó cada rincón, el Parador Nacional de Trujillo es el lugar perfecto para servir como base de operaciones de una atractiva escapada de fin de semana en la dehesa extremeña y darse un homenaje gastronómico y de relajación con profundos tintes históricos.

A apenas 250Km de distancia de Madrid, en la provincia de Cáceres, Trujillo mantiene incólume el atractivo de su leyenda con un casco antiguo de pulcra conservación en el que se aprecian las influencias de todas las culturas que a lo largo de la historia han aprovechado su privilegiada situación en una colina granítica. Celtas, Romanos, Visigodos y Árabes establecieron aquí una de sus principales plazas militares defensivas.

El primer rey castellano en conquistar la ciudad fue Alfonso VIII en 1186, pero años más tarde volvió a manos de los almohades. El 25 de enero de 1232 es reconquistada por el Fernando III, El Santo, Rey de Castilla, con la ayuda de las Órdenes Militares de Santiago, Calatrava y los Templarios. Según la leyenda la Virgen de la Victoria tuvo un gran papel a la hora de tomar la población, convirtiéndose en la patrona de Trujillo y dejando un fuerte poso religioso.

IMG_0368

En el siglo XVI Trujillo jugó un papel fundamental en la gesta de la conquista de las Américas, pues algunos de los más importantes colonizadores del nuevo mundo nacieron en esta villa, con Francisco Pizarro, descubridor de Perú, a la cabeza. Con las riquezas que traían de las tierras del nuevo mundo se construyeron la mayoría de los monumentos que hoy en día podemos visitar.

Descanso monumental

A apenas un paso de la plaza mayor el Parador de Trujillo goza de una localización inmejorable, y sus estancias sorprenden con una amplitud y una luz tamizada que se mezcla en perfecta armonía con una cuidada decoración que mezcla tradición y modernidad, siendo uno de los hoteles de la cadena de más agradable ambiente en el que nos hemos alojado. Tras la última remodelación, el argumento estético que le da continuidad versa sobre “el dorado”, con el trasfondo del oro que los descubridores trajeron del nuevo continente, y preciosas lámparas doradas de luz orientable decoran cálidamente todas las estancias.

De sus dos claustros, el original renacentista se mantiene intacto y monumental con sus solemnes arcadas y su espíritu monástico, y el patio central se convierte en punto de encuentro y relax en estos meses primaverales. De aquí salen las 15 habitaciones que aprovechan las celdas originales de las monjas, ideales para los huéspedes más auténticos. El segundo patio es moderno y luminoso, con una pequeña piscina (que resulta imprescindible los meses estivales) adyacente a sus 30 habitaciones de corte más moderno.

Trujillo-2

La oferta gastronómica ejerce de pilar complementario en el Parador de Trujillo, y desde que trasladaron el comedor del antiguo refectorio a la capilla, junto con una renovación de la carta para adaptarse a las más modernas tendencias de cocina moderna con base regional, la experiencia se ha vuelto ineludible. Tener la oportunidad de comer en un antiguo templo sacro resulta sobrecogedor, mientras que las bóvedas acogen a los comensales con regia pomposidad. Mientras se restauran el antiguo bar y el refectorio, el desayuno también se ofrece en esta estancia, y como siempre en Paradores es de un nivel difícil de superar.

A la hora de salir a recorrer las calles empedradas de Trujillo y dejarse llevar por su monumentalidad existe otra visita gastronómica de obligada parada, el Restaurante Asador Corral del Rey. En unas antiguas dependencias del Palacio adyacente a la plazuela del Rey, junto a la plaza mayor, Antonio Sánchez oficia con la maestría de quien ha sido reconocido con la Medalla de oro de la gastronomía gracias a su cocina autóctona llena de sentimiento. Su amabilidad y su sinceridad son de las cuesta encontrar hoy en día en el sector.

IMG_0311

Para más información:

Parador de Trujillo, http://www.parador.es/es/parador-de-trujillo

Asador Corral del Rey, http://corraldelreytrujillo.com/

Turismo de Trujillo, http://www.trujillo.es/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cocina sincera, Hoteles, Restaurantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s