Els Molí dels Fanals, singularidad andorrana

IMG_0862

La familia Bellsolá tiene uno de los mejores restaurantes de comida tradicional de Andorra, y Dolors Abad, la jefa de cocina, demuestra su saber hacer en una antigua borda del S.XIX con honestidad y sinceridad. Sus preparaciones “a la llauna” y su mar y montaña son famosos.

Andorra se ha sometido a una modernización sin límite en los últimos años, pero algunas cosas conviene que se mantengan con el valor de las tradiciones, y en esta antigua borda de finales del S.XIX convertida en restaurante la cocina sigue siendo desde hace 38 años una cosa familiar que se respeta por encima de modas fugaces, razón por la cual es punto de encuentro de los vecinos andorranos y, cada vez más, lugar de peregrinación de turistas.

La familia Bellsolá desarrolla desde 1975  una propuesta donde las preparaciones características que les han dado fama, como los caracoles o las alcachofas a la llauna, es decir a la brasa manejada con tino, triunfan y son motivo suficiente de retorno a esta casa de comidas. Por otro lado la figura de Dolors Abad tras los fogones hace de alma máter del establecimiento como se entendía la hostelería de antaño, con honestidad y modestia pero llena de sabiduría popular, unos conocimientos que por suerte ha plasmado en varios libros.

IMG_0865

La construcción que alberga la borda data de 1880, y el pueblo de Sispony que la acoge mantiene parte del encanto de los pueblos de montaña del pirineo a pesar de su cercanía con Andorra la Vella y su boom comercial. Su núcleo urbano conserva la esencia rural, y sus panorámicas del valle o su capilla del S.XVII con retablo barroco le otorgan un aura de autenticidad que se agradece en todo momento cuando de sentir la montaña se trata.

Contacto natural

La sala del Molí dels Fanals se sitúa en la antigua buhardilla de esta preciosa borda, y el artesonado del techo sorprende con un puzle de vigas y columnas en perfecto equilibrio. La piedra de las paredes acompaña perfectamente a la cocina de montaña que aquí se desarrolla, mientras que una cálida iluminación invita a disfrutar de sus preparaciones caseras, como el foie casero con el que abrimos boca en nuestra visita.

La escudella andorrana será otro de los platos ideales para abrir boca en la temporada invernal, aunque como nos cuenta el mismo Francesc Bellsolá cada vez es mayor la afluencia de gente a Andorra durante la época veraniega atraídos por las rebajas, así que las preparaciones “a la llauna” son un plato perfecto para cualquier época del año. Las preparaciones de mar y montaña son otro de los reclamos que los comensales piden habitualmente, y nosotros probamos las albóndigas con sepia, una combinación no apta para todos los paladares por su gran profundidad.

IMG_0870

El confit de pato a la miel demuestra que la cocina catalana tiene mucho que decir en la paleta andorrana, y la bodega del Molí dels Fanals se presenta equilibrada y con suficiente variedad para sus contundentes platos, de nuevo con mucha influencia de los caldos procedentes de Cataluña. Nosotros maridamos nuestra cena con un Costers del Gravet de Capcanes, un buen maridaje señorial. La mano artesanal en los postres permite terminar con el nivel calórico por las nubes, pero la quema calórica de un buen día de esquí compensará los excesos.

Els Molí dels Fanals, Av. de les Comes s/n. Sispony, Andorra

Tlf: 00376.835.380, Precio medio: 45€

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cocina sincera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s