Viña Tablada, elegancia en la copa

Viña-Tablada

El vino se asocia con el placer. En nuestra cultura mediterránea forma parte de un ritual social que hermana a la gente y que se bebe con motivo de celebraciones y de placeres gastronómicos, pero dentro de la enorme corriente enológica que recorre nuestra sociedad las complejidades de muchos de los caldos que pueblan las enotecas suponen una barrera de entrada para el público menos lego en la materia y lo complica todo innecesariamente.

Con la idea de poner la cultura del vino cada vez al alcance de más consumidores esta nueva enseña enológica nos trae unos caldos equilibrados y placenteros que apuntan a los gustos más elementales con distinción y vigor. Es por ello que el fondo que late en las nuevas creaciones de Viña Tablada (con materia prima procedente de la tierra de Peñafiel) es crear un vino fácil, cómodo de beber, halagador, un vino que promueva el placer en cada trago, un vino con elegancia y fuerza suficiente para tocar la fibra del consumidor pero equilibrado para que guste a la mayor cantidad de potenciales clientes. “Tout en élégance et pas tout en force”, que reza su lema.

De cara a conseguir este objetivo los responsables de esta nueva enseña vinícola procedente de la D.O Ribera del Duero han creado una gama compuesta por 3 vinos bien diferenciados, Roble 2009, Crianza 2008 y Reserva 2006. Sus peculiaridades están muy diferenciadas, y el resultado es una personalidad muy marcada en cada caso, con especial equilibrio en el Crianza, que resultó nuestro favorito en la cata de presentación en sociedad.

Viña Tablada Roble se compone de uvas Tempranillo y Merlot, y destaca por sus tonos rojos y rubíes con matices violáceos. Como vino joven, este roble tiene características primarias, muy florales y frutales. Al agitarse en copa encontramos una madera limpia y noble fruto de las barricas en sus primeros años de edad, con alguna nota de café. Se trata de un vino discreto, con Intensidad media, ligero y seco, con una entrada en boca limpia sin restos de azúcar y con una expresión tánica corpórea y fácil. Un vino que al final de la boca permite saborear el alimento y que marida con chorizo, carne blanca, paté, y quesos.

Viñatablada-crianza

Viña Tablada Crianza recurre a uvas Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. En este vino ya se observa cómo se va perdiendo el rojo rubí para pasar a un rojo cereza intenso, y no se nota tanto la diferencia entre la entrada en boca y lo que viene después. Los taninos salen de la piel y se unen al resto, y su aroma es más complejo y con distintas sensaciones en boca y con ligero dominio de las notas de barrica. Se trata de un vino más expresivo, elegante, menos Naif, sin puntas. No destaca la acidez ni los aspectos salinos y es cálido en boca, con lo que se trata de un vino muy recomendable para tomar carnes rojas, aves compactas y platos de caza ligeros.

Viña Tablada Reserva es un vino 100% Tempranillo, y en este caldo se comienzan a observar los pigmentos amarillos en su color rojo con matices teja. Con un aroma más complejo, encontramos la madera muy integrada con el resto, notas de frutas confitadas, notas minerales y aromas a chimenea apagada. Se trata de un vino carnoso, cálido, orgulloso en el paso por boca donde los taninos se diluyen suavemente al final.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s