Oh! Cabaret, un San Valentín alternativo

Oh!Cabaret1

La mítica discoteca madrileña Oh! ha retomado su nombre original y se ha renovado con un concepto de cena con entretenimiento incluido a base de un espectáculo de cabaret. Un plan perfecto para San Valentín. La movida madrileña de los 80 y 90 tenía en la zona noroeste de Madrid un “santuario” bien conocido por los jóvenes que para volver a casa tomaban la carretera de La Coruña, pues en el Km. 9 Oh! Madrid, propiedad de la familia Lozano, fue durante muchos años la mejor discoteca en la que dejarse ver, y mencionar su nombre o visionar su característico logo basta para invocar la nostalgia en estos ahora treintañeros.

Con su transformación en Buddha hace 10 años este local añadió un restaurante panasiático y se convirtió en refugio de un público más VIP muy frecuentado por futbolistas, pero a mediados del año pasado Oscar Lozano, gerente de esta “gallina de los huevos de oro” decidió que quería renovar el concepto por completo. Convencido de que el burlesque que lleva triunfando en el Moulin Rouge parisino desde los años 20 del siglo pasado tiene futuro, este empresario ha mezclado un restaurante con espectáculo, una sala de fiestas y una discoteca todo en uno.

Se ha llevado a cabo una reforma para adaptar la antigua terraza a las necesidades de una cena en la que será imposible aburrirse. Impresionantes bailarines, cantantes y acróbatas van realizando diversos números a pie de mesa, con una espectacular cercanía a los comensales y con un nivel de ejecución brillante. Su sobrina Teresa Lozano se encarga de la dirección artística del espectáculo en Oh! Cabaret, y las directrices marcadas quieren recuperar un cabaret patrio poco explotado.

Oh!Cabaret

Los números se van intercalando entre los platos de cualquiera de los menús disponibles en Oh! Cabaret, con un rango de precios que van de los 50 a los 110€ y que gozan de una calidad gastronómica muy destacable con muchas reminiscencias de la cocina asiática. En nuestra visita nos decantamos por el Menú Degustación Asay que es el más básico e incluye sushi variado, ensalada de espinacas, teppanyaki de salmón, pato al estilo cantonés y un goloso brownie de postre con vino y refrescos por 65€.

Tras más de 2 horas de animación es imposible no animarse a tomar una copa en cualquiera de las barras que pueblan el resto de espacios de Oh! Cabaret, que además se han ido llenando de un público muy heterogéneo a medida que la media noche tomaba el reloj para asistir al cierre del espectáculo. La exaltación está en ese momento más que asegurada, y una velada formidable pone la guinda con combinados preparados con oficio. ¿Quieres un San Valentín diferente? Pues no lo dudes, ríndete al espectáculo del cabaret.

Más información en Oh! Cabaret

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cocina asiática, Restaurantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s