Madrid aplaude la llegada de Paco Quirós y su Cañadio

PACO-TERESA

Uno de los templos gastronómicos de Santander aterriza en Madrid. La inquietud de Paco Quirós le ha llevado a esta aventura capitalina tras 30 años de éxito consolidado en la preciosa urbe costera. Sus preparaciones en la capital mantienen la impecable factura y los sabores puros, y el local goza de un ambiente perfecto para el disfrute gastronómico completo. El Restaurante Cañadío llega a Madrid de la mano de su fundador, que aterriza acompañado de su esposa Teresa Monteoliva. Con más de 30 años de experiencia en Santander, trasladan el éxito de su cocina al corazón de Madrid

En el señorial Barrio de Salamanca, asociados con Jesús Alonso y Beatriz Fernández, una pareja de jóvenes chefs que ya formaron parte del mítico restaurante Cañadío de Santander. En su larga trayectoria, Paco Quirós ha recibido, entre otros, el Premio de la Gastronomía de Cantabria 2007 y 2 soles de la Guía Repsol, así que no hablamos del proyecto de un principiante. Fiel al estilo y la filosofía culinaria de la sucursal santanderina, Cañadío Madrid ofrece una cocina “para todos los públicos” y “todos los bolsillos” basada en la gastronomía regional y tradicional actualizada, con una carta llena de ingredientes de temporada provenientes en su mayoría de la comunidad cántabra, tanto en los platos del restaurante como en la variedad de pinchos y raciones que se pueden tomar en la barra, algunos de cuyos secretos se recogen en el libro “De Pinchos en Cañadío” escrito por el propio chef.

Cañadio2

En Madrid, 4 en 1 es la fórmula elegida para adaptarse a las necesidades de los clientes, con dos líneas dentro de su cocina, dividida en dos zonas: Basic, una zona con carta de precios más asequibles, entre 15-20€, con gran variedad de raciones, y la otra con una carta clásica más completa y con un producto de coste más elevado, cuyo precio medio está en 50-60€. A esto hay que añadirle la zona de barra, con una gran variedad de pinchos, bandera de la casa de toda la vida, y la terraza en primavera y verano, donde se sirven platos de la carta.

Cañadío Madrid cuenta con una decoración contemporánea y con identidad propia en tonos rojos, negros y blancos con abundantes fotos de la tierruca que, sin llegar a la autenticidad de la casa madre, consigue un espacio muy acogedor. En la planta baja la barra de pinchos es la protagonista, y en el comedor de  mesitas próximas a la cocina vista al público triunfan los platos del día, las tapas y las medias raciones. En la planta alta un luminoso comedor da pie a veladas más pausadas con preparaciones elaboradas siempre con sinceridad y perfección técnica.

Con productos de la tierra y un aire actualizado, la carta de Cañadio Madrid se asienta en la cocina regional cántabra, presente también en los pinchos, tapas y aperitivos que han hecho tan popular a la sucursal santanderina, como las anchoas de Santoña acompañadas de pimiento rojo asado, los buñuelos de bacalao o las populares croquetas de chorizo de Potes. En la selección capitalina la intervención de Jesús y Beatriz pretende hacer la carta más viva, adaptándose según el producto del mercado cada día. Por cierto, aquí el pan de Madre hizo Pan es la envidia de la casa madre.

HAMBURGUESA-bonito

Las carnes con denominación de origen y los pescados más frescos tienen preeminencia en sus preparaciones, con platos como los bocartes fritos, el guiso meloso de pata y morros, la hamburguesa de bonito, la merluza “de delante a atrás” (bandera desde hace 31 años en la carta de Cañadio Santander) o su famosa tarta de queso, un plato por el que los clientes madrileños ya tienen especial devoción. Paco la hace a diario, pero cuando se acaban las raciones hay más de un disgusto, así que la norma de la casa ya es que al hacer la reserva cada vez más clientes reservan su ración. Os aseguramos que tanto por su suave textura como por su profundo sabor es una de las mejores que hemos probado jamás.

Teresa Monteoliva es una reconocida sumiller a nivel nacional, y para Cañadío Madrid ha elaborado una carta compuesta por vinos “actuales” en la que aunque no faltan las principales denominaciones de origen españolas hay sorpresas como un Baltasar Gracián Viñas Viejas Garnacha 2009 que nos recomendó en nuestra visita y que fue un placer para los sentidos. Armonizado y complejo en toda su estructura. Destacada es también la carta especial de ginebras, donde es tan importante la ginebra de base utilizada como su preparación, la cual se convierte en un reclamo cada vez más solicitado.

tarta-queso

Cañadío Madrid. c/Conde de Peñalver, nº86 Madrid.

Tlf: 91 281 91 92.

Cañadío Santander. c/ Gómez Oreña 15, Santander.

Tlf: 942.314.149

www.restaurantecanadio.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cocina de mercado, Cocina sincera, Restaurantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s