Ocio gastronómico con setas y foie

trufa_y_tierra
Ahora que ha cambiado su entrada y por fín tiene acceso directo desde la calle traigo a estas líneas un restaurante que aunque todavía peca de clasicismo en una decoración que no me convenció, es una gran opción por los platos que ofrece, Diábolo. La crisis es la crisis y desde la dirección aseguran que el tema decorativo pende de una cuestión de presupuesto así que confiemos en que esto se subsane pronto y disfrutemos mientras de sus sugerentes manjares. 

El restaurante Diábolo (Diego de León, 3. Tel. 91 562 20 40/66 00), situado debajo del Hotel Meliá Los Galgos del madrileño barrio de Salamanca, va a albergar unas nuevas Jornadas Gastronómicas en las que, juntos por primera vez, los protagonistas serán el foie y las setas. Desde el 31 de octubre y hasta el 9 de noviembre Valentín de la Hera, Jefe de Cocina de Diábolo, elaborará exquisitos platos con estas dos joyas culinarias. Tanto el foie, considerado como uno de los “frutos supremos de la gastronomía”, como las setas son dos manjares que ahora Diábolo acerca a sus clientes en platos que combinan ambos productos. Todo aquel que asista a las jornadas, podrá descubrir un nuevo mundo de olores y sabores capaces de despertar los cinco sentidos.


El joven pero reconocido chef Valentín de la Hera lleva seis años al frente de los fogones del restaurante, conjugando de manera magistral la alta cocina internacional con la cocina mediterránea y de mercado. Su dilatada experiencia en diversos restaurantes y como jefe de cocina en varios hoteles de la cadena Sol Meliá, le ha llevado a lograr reconocimiento tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, hasta el punto de representar a Madrid y a España en acontecimientos gastronómicos en el ámbito internacional y a participar en congresos y conferencias. Además de estas jornadas de “foie y setas”, el restaurante Diábolo organiza diferentes jornadas gastronómicas  durante todo el año. Son destacables las que organizan en las fiestas de San isidro, en las que de la Hera rinde un merecido homenaje a los platos más castizos de Madrid, respetando el producto de máxima calidad así como la receta tradicional, pero pincelando cada creación con un toque de imaginación y personalidad.

En la cata a la que pude asistir la semana pasada la sensación general fue excelente. El maridaje entre estos dos preciados ingredientes en diferentes formas y texturas siguió un hilo conductor marcado por la calidad y el buen hacer, con platos que resultaron sorprendentes y muy bien compuestos. De todos no puedo por menos que resaltar el increible postre llamado Trufa y Tierra a base de chocolate, que imita la aparición de una de estas rarezas en cualquier terruño patrio y que es visual y gustativamente una delicia (La foto se corresponde con este manjar). El vino con el que maridamos transitó desde la manzanilla, un rosado navarro a un tinto de Calatayud, de los cuales el que más me cuadró fue sin duda el rosado, afrutando levemente el paso en boca.

El restaurante Diábolo abre todos los días del año de 13:30 a 16:00 horas y de 20:30 a 24:00 horas. Otras recomendaciones en su carta serían los platos de cuchara en invierno, especialmente su cocido a “tres vuelcos” de los miércoles, y su ya consagrado “Villagodio de buey con escalonias y patatas soufflé con salsa bearnesa” durante todo el año, así como sus cinco variedades de famosos arroces, “con verduras frescas”, “abanda”, “carabineros y chipirones”, “arroz meloso con bogavante y trigueros” y la “mixta de pollo y mariscos”. Que lo disfruten.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Setas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s